Image Alt

Kom Ombo en Egipto

Kom ombo en Egipto es una de las ciudades que más destaca a las orillas del rio Nilo. Gracias a su magnífico templo con más de 2.000 años de historia en sus piedras. Lo más resaltante de este templo puede que sea el hecho de que sea completamente simétrico. Un hecho, que lo hace destacar de otras construcciones similares a lo largo y ancho del país.

Es así como curiosamente este Templo de Kom Ombo cuenta con dos entradas, dos salas hipóstilas y dos sanitarios. La razón detrás de esto es que el mismo se encuentra dedicado a dos dioses distintos que son los de Horus, o también conocido como Haroeris, y a Sobek. Y si bien es un templo doble en muchos sentidos, eso no evita que cuente con varias salas y recintos en común.

Templo de Kom Ombo

➨ Los dos Dioses del Templo

El cómo llegó este templo a ser uno dedicado a dos dioses es una historia de lo más curiosa. En un inicio este templo estaba dedicado a Sobek, que tenía una forma de Cocodrilo, y que se cree fue divinizado porque los cocodrilos abundaban en esta zona.

Pero con el pasar de los años, los habitantes del pueblo notaron que no le agradaba el ser asociado con un dios que representase el mal. Así que la solución fue agregar al dios Horus, como hermano y socio del templo.

Incluso el estado de destrucción del templo tiene su propio mito, y es que según la historia; Sobek maquinó en contra de su hermano Horus para echarlo del pueblo. Los habitantes al presenciar esto siguieron a su amado dios, abandonando el pueblo como consecuencia. Algo que dejo solo al lugar, y en un intento para reanudar la vida allí; Sobek resucitó a los muertos pero los muertos en lugar de construir, lo que hacían era destruir, y en lugar de sembrar trigo, sembraban arena.

Te recomiendo estas 3 Actividades inolvidables

¿Qué ver y visitar en Kom ombo?

Lo principal será explorar los rincones de esta magnífica construcción que inicio con sus construcciones en el siglo II a.C. Aunque durante la dinastía ptolemaica fueron añadidos distintos elementos durante la dominación romana. Algo que puede apreciarse en las reminiscencias del estilo grecorromano en su arquitectura.

Un claro ejemplo de esto es el pilono de la entrada, este pilono fue erigido por el emperador Augusto, y está decorado con bajorrelieves que retratan a los emperadores romanos, realizando ofrendas a los dioses egipcios.

Siguiendo con su diseño, en la parte exterior del mismo, encontrarás un soberbio relieve en el que puede apreciar al dios Imhotep con el instrumental médico, en conjunto de múltiples textos sobre el arte de la medicina. Otro factor muy interesante, puesto que se demuestra que de hecho en esta época ya existían instrumentos básicos similares a los que se usan hoy en día en la medicina.

 

 

➨ El Santuario de Sobek

Destaca por ser uno de los santuarios más importantes de la época faraónica dedicados al dios Sobek. Sobek como ya te había mencionado, era una deidad representada con una cabeza de cocodrilo, una deidad del Nilo, y según ciertos mitos, el creador de todo el mundo. Incluso se decía que la parte del rio Nilo que transcurre por este templo, es en realidad el sudor de Sobek.

Si das unos pocos pasos del templo de Kom Ombo, tendrás la posibilidad de conocer mucho más acerca de la historia y origen de este dios con el Museo del Cocodrilo. En este museo encontrarás restos arqueológicos que guardan una estrecha relación con el culto de los cocodrilos alrededor del Antiguo Egipto.

Dicho culto era enorme, y más si tomamos en cuenta que los cocodrilos eran momificados, para ser estos empleados como objeto de culto.

Mejores Destinos en Kom ombo, Egipto

4. Canteras de Silsila East Bank

Estas singulares excavaciones mineras de gran establecidas en toda la vasta extensión oriental del Nilo, de  la localidad  de Asuán, se conservan como un gran punto de partida de diversas obras arquitectónicas faraónicas que son de gran relevancia para la nación,  dispuestas como una gran reserva mineral de labores obreras para la extracción de piedras y otros materiales preciosos que van desde el granito negro, gris, rojo y más. Con el fin de ser aprovechados para la construcción y decoro de poderosos monumentos antiguos de gran envergadura según se puede observar desde  el punto de vista del reinado del gran faraón egipcio Ramsés III.  En donde es probable que si deseemos conocer más a fondo cada uno de sus espacios tengamos que recorrerlos uno por uno, ya que son muchos y son exhibidos desde un cierto grado de conservación y diferencias estructurales unos de otros.

No olvides tu Adaptador Universal para viajar a Bali


Dándonos a entender que este lugar es la principal fuente de materia prima para la elaboración de clásicas maravillas arquitectónicas de incalculable valor histórico tanto para localidad en la que se encuentra como en todo el resto de Egipto. Como es el caso del gran templo funerario creado por estrictas órdenes del mismo Ramsés II, o de la los restos expuestos de donde se sacó provecho para crear en su totalidad  a las increíbles pirámides de Giza, o de las espectaculares Cleopatra’s Needles, sin contar con el famosísimo Templo del Sol de Karnak u otras alucinantes atracciones, santuarios o templos que han dejado un gran legado de la de la imponente cultura egipcia desde hacía mucho tiempo atrás, y aún hasta ahora en la actualidad.

Canteras de Silsila East Bank

@wikimedia

3. Templo de Horus en Edfu

Erigido aproximadamente desde el año el 237 a.C, este encantador templo es sorprendentemente constatado como uno de los más joviales de su tipo durante la era predinástica en la que se imponían los cimientos de la gran fuerza y poderío de los primeros gobernantes Ptolomeos de Egipto en aquel entonces. Conocido por ser un santo recinto de máximo culto y adoración a una de las deidades más antiguas y más respetadas de toda la compleja mitología egipcia, el dios del sol Horus. En donde quedarás más que maravillado al poder entrar de lleno entre cada rincón del mismo y así observar la enorme inmensidad y exuberancia del lugar, principalmente debido a su extenso patio  privado, el cual alberga una de las primeras representaciones físicas de dicho dios: una gran escultura tallada limpiamente del esplendoroso aspecto divino de esta misma deidad, y es que además del gran pilon, las cámaras y los pasillos están también las descomunales paredes decoradas con abundante caligrafía jeroglífica y otras particulares ilustraciones que  hacen demostrar cómo es que se sentía el abrumador ambiente de este asombroso santuario que hace más de dos mil años atrás.

2. Templos Ruprestres de Silsila West Bank

Lo extraordinario de este gran destino antiguo es que se encuentra más que ligado a una gran inmediación localizada a escasos kilómetros de la amplia ciudad de Asuán en donde las imponentes escarpadas del Nilo entre sus mismos flancos se sitúan entre sí de forma muy reducida, y a expensas de este mismo rio que fluye con gran volumen y fuerza a su vez. Dando como resultado que se dé uso a esta destacada cantera llamada también como Kheny, desde el borde sur con Kom Ombo, y el área norte de Edfu, hasta el gran Alto Egipto.   Datada desde el Periodo Grecorromano e inicios del Imperio Nuevo de Egipto, en donde este magistral espacio alberga abundantes recintos religiosos y demás antigüedades faraónicas que van desde algunos sarcófagos o ataúdes  con grabados sobresalientes y demás curiosidades arqueológicas, hasta los portentosos Templos de roca de Silsila West Bank; que no dejan de mostrarse como un importante fragmento antiquísimo de gran valor histórico procedente desde la época en la que gobernó el último faraón de la XVIII Dinastía egipcia mejor conocido como Dyeserjeperura Horemheb.

En el cual no es de sorprenderse que su gran decoración y acabados estructurales sean limpiamente esculpidos y reedificados durante los años siguientes en cada rincón de sus amplias instalaciones como lo son sus fuertes muros, capilla, cubierta, vestíbulo, cargadero de las puertas principales, además de su fastuoso aspecto exterior e interior en general, en donde más llama la atención no solo sus fuertes molduras convexas de esgucio o toro reflejadas en lo más evidente de sus bases de columnares y sus cornisas. Sino también otras decoraciones artísticas y clásicas de preciado valor y de gran rareza como el disco de sol alado presente con simbólicas descripciones que reflejan al mismo rey Horemheb, entre otras más estructuras; que hacen de su visita una experiencia más que sorprenden y agradable de recordar una vez nos hayamos encontrado dentro de esta mística región de Kom ombo en Egipto.

Templos Ruprestres de Silsila West Bank

@flickr

1. La Casa Natal y el Museo del Cocodrilo

Ambos exóticas reliquias arcaicas de gran valor arqueológico desde hace muchos años atrás  y aun en la actualidad, son espacios de gran impacto para los cientos de miles de turistas extranjeros que vienen a visitar no solo al gran Complejo de Kom Ombo, sino también a estas magnificas adyacencias del mismo. En donde lamentablemente  del famoso espacio de alumbramiento divino también denominado mammisi solo quedan algunos vestigios incluso después de haber sido renovado por el mismísimo gobernante de la dinastía ptolemaica egipcia Ptolomeo VIII Evérgetes II, tras sufrir esta valiosa estructura una gran recaída después de los imponentes azotes del Nilo por su gran aumento de flujo de agua durante alguna que otra temporada del año. Ubicada además muy cerca de otra de las obras  históricas y culturales de mayor antigüedad  en dicha ciudad: el Museo del Cocodrilo.

El cual se goza en exponer hasta la fecha una amplia exposición de cocodrilos de todos los tamaños y niveles de evolución, propios de esta misma región en general y conservados en excelente forma desde la época más antigua de Egipto debido a su enorme simbología sagrada alusiva a la gran dios cocodrilo Sobek por parte de los más altos mandos reales y sus súbditos. En el cual llama la atención la gran proximidad de este espacio a otros sitios de gran interés en sus bordes exteriores, como es el caso del depósito acuífero en donde se resguardaban a estas maravillosas criaturas de la naturaleza, además de las pocas ruinas que quedan en pie en forma capillada para la adoración y rito de la gran diosa vaca Hathor, entre otros.

¿Qué hacer en Kom ombo, Egipto?

Es una buena idea que aproveches tu tiempo para identificar las partes de este templo que se encuentran dedicadas a Sobek o a Haroeris. Por ejemplo, a Sobek, que aparece junto a Hathor y Jonsu, que era considerado como un dios de la fertilidad por igual, se le fue dedicado la mitad sur. Pero a Haroeris, que figura junto a Tasenetnofret, se le fue dedicada la mitad norte.

Y por supuesto, es imposible pasar por alto la decoración de este templo que tanto ha dado de qué hablar, por lo rico de las historias que se desarrollan en sus paredes. Siendo una de las pruebas más importantes de esto, la decoración que podrás apreciar en la cara interna del muro posterior del templo.

En donde se aprecian una colección de instrumentos quirúrgicos con una increíble similitud a los empleados en la actualidad. Algo que plantea muchas preguntas, aun muchas más de las ya planteadas y sin resolver, que nos da el Antiguo Egipto.

Te recomiendo estas 3 Actividades inolvidables

➨ Turismo en Kom ombo

El turismo en Kom ombo se basa en el recorrido de los restos de este templo, sin embargo, muchas de las partes de este templo fueron lamentablemente destruidas por la acción del Nilo. Así como por los terremotos.

Pero también ocurrió lo mismo que pasó con muchos templos de esta época, y es que sus piedras eran usadas para otras construcciones posteriores. Además, ciertos relieves de su interior fueron desfigurados a causa de los coptos, que emplearon este templo como iglesia.

Destacan en gran parte las momias de cocodrilos que fueron encontradas alrededor de esta zona, y que como mencione podrás apreciar a detalle en el Museo del Cocodrilo o The Crocodile Museum.

Ubicado a una hora en coche desde Asuán ciudad del sur de Egipto, con esta comparten el causal del río Nilo.

➨ Tiempo y temperatura en Kom ombo

El tiempo en Kom ombo es uno de tipo desértico, por lo que sus temperaturas pueden alcanzar hasta los 44°C aproximadamente durante el árido y acalorado verano y entre 42 y 10 °C durante su invierno corto y despejado. De modo que como cualquier otra zona de Egipto esta antiquísima ciudad posee la mejor temporada para visitarla durante los meses que transcurren dese marzo hasta septiembre, y luego de este último hasta noviembre, cuando notaremos que en el ambiente se mantendrá una temperatura de cálida a calurosa, y unas precipitaciones de lluvia mucho menor a lo normal en este agradable momento del año.