Image Alt

Abu Simbel en Egipto

Abu simbel en Egipto se trata de un emplazamiento arqueológico de templos egipcios ubicado en Nubia al sur del país. Los templos que allí encontrarás pertenecen al Museo al Aire Libre de Nubia y Asuán, un complejo que ha sido declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979. Entonces para conocer este lugar hace falta dirigirse a la ribera occidental del lago Nasser a unos 231 km al suroeste de Asuán.

Dichos templos fueron excavados en roca durante el reinado del faraón Ramsés II durante el transcurso del siglo XIII a.C. Los templos fueron construidos en honor al faraón Ramsés II y a su esposa Nefertari, con motivo de la celebración de la supuesta victoria de la batalla de Kadesh. También como una muestra de poder ante sus vecinos nubios.

Para el año 1968 el complejo tuvo que ser reubicado en una colina artificial que fue construida en terrenos cercanos al nivel del futuro lago Nasser. Este traslado fue necesario para impedir que los templos quedasen sumergidos luego de la construcción de la presa de Asuán, a causa del embalse de las aguas del río Nilo.

Templo de Abu simbel

El Templo de Abu simbel es una de las atracciones de más importancia de todo Egipto gracias a su diseño y nivel de conservación. El mismo no solo está dedicado al propio Ramsés sino que lo hace por igual a diversas grandes deidades como lo son Amón, Ra y Ptah. Estos dioses eran los más venerados en el antiguo Egipto siendo Amón la cabeza de la Triada de Tebas, Ra la cabeza de la Enéada de Heliópolis y Ptah el gran dios artesano de Menfis. Ramsés era representado entonces como el cuarto dios de este grupo.

Aquí tienes las 2 mejores opciones para practicar rafting en Bali


Se estima que la construcción del templo inicio en 1284 a. C. y duró unos veinte años, hasta 1264 a. C para finalizar los trabajos de realización. Es también uno de los seis hipogeos edificados en Nubia durante el periodo largo de reinado de Ramsés II. Su grandeza se debe a que simplemente una de sus principales misiones era la de impresionar a los vecinos del sur para así reforzar la influencia religiosa en la región.

Pero como ocurrió con todos los grandes templos egipcios, con el paso del tiempo comenzó a ser llenado por la arena. Es así como para el siglo VI a. C. la arena cubría las estatuas del templo principal hasta las rodillas, y así a medida del transcurso del tiempo la arena cubrió todo. Hasta que en 1813 el suizo Johann Ludwig Burckhardt lo descubrió.

Burckhardt junto al explorador italiano Giovanni Belzoni comenzaron a excavar el templo, pero por años no hallaron una entrada al mismo. En 1817 fue que se logró hallar la entrada y la extracción de todos los objetos de valor que pudieron ser encontrados.

Si quieres disfrutar de tu viaje a Bali, te recomendamos estas guías de viaje

¿Qué ver y visitar en Abu Simbel?

Principalmente los dos templos:

  • El mayor dedicado a las deidades Ra, Ptah y Amón

El gran templo es considerado uno de los más bellos edificados durante el reinado de Ramsés II y uno de los más imponentes por sus características particulares. Su fachada alcanza los 33 metros de altura y se encuentra custodiado por cuatro estatuas sedentes. Todas ellas son de Ramsés II sentado en un trono y tienen cada una, una altura de 20 metros.

Estas estatuas son más impresionantes aun por haber sido esculpidas en la colina rocosa, las cuatros estatuas pueden apreciarse muy bien a excepción de la que está en la entrada izquierda. Esto porque se partió durante un terremoto y quedó nada más su parte inferior.

  • El templo menor que está dedicado a Nefertari.

Denominado como el templo menor, el templo de Nefertari y lo podrás ubicar al norte del mayor. Su entrada está decorada con seis estatuas, de las cuales cuatro son de Ramsés II y dos de Nefertari. Es importante resaltar que todas las estatuas tienen la misma altura, algo extraño porque la imagen del faraón acostumbraba siempre a ser de mayor tamaño.

¿Qué hacer en Abu Simbel, Egipto?

Recorrer sus templos es la principal atracción pero es destacable el fenómeno solar que acá acontece y que se ha convertido en algo indispensable de apreciar si se visita este sitio en determinadas fechas.

Me estoy refiriendo a los días 21 de octubre y 21 de febrero, que corresponden respectivamente a 61 días antes y 61 días después del solsticio de invierno. En estos días, los rayos solares penetran el santuario del templo mayor, iluminando así a tres de las cuatro estatuas sedentes a excepción de la estatua del dios Ptah. Al estar éste relacionado con el inframundo y permanecer según la tradición en la penumbra.

Booking.com

Turismo en Abu Simbel

El Turismo en Abu Simbel representa uno de los más concurridos en Egipto. Estos templos son de una gran belleza y es por ello que atraen a una gran cantidad de turistas año tras año. Por lo que también es común que sea una de las zonas más transcurridas por los mismos. La mejor manera de llegar es en avión desde El Cairo, que serán 2H40 minutos, aunque también lo puedes hacer en coche que obviamente será más largo.

Tiempo y temperatura en Abu Simbel

El tiempo y temperatura en Abu Simbel es uno elevado al estar ubicado en Asuán donde el calor suele ser mucho más intenso que en El Cairo por ejemplo. Por ello es recomendable ir preparado para enfrentar al inclemente sol.

Mejores destinos en Abu Simbel

4. Templo de Ramsés II

Ejemplo de la gran ambición de un faraón son los grandioso monumentos que construyo Ramsés II, formado por extraordinarias estatuas elaboradas de piedra que se encuentran en la entrada de este complejo como creencia de Ramsés II de inmortalidad, estas figuras aun asombran a la ingeniería moderna por tal perfección en su diseño y construcción. Actualmente al iniciar tú recorrido por este gran complejo lo primero que se hace al llegar al patio principal es mirar hacia arriba a las impresionantes figuras, tal como se realizaba en el antiguo Egipto por sus súbditos. Estas maravillas fueron llevadas pieza por pieza al lugar donde actualmente se encuentran al sur de Asuán a mas altura y más alejada para evitar que fueran arrastradas por la inundación de la presa que se construía en los años 60.

Templo de Ramsés II

@3.bp

3. Templo de Hathor en Abu Simbel

Ubicado al norte del Templo de Ramsés II a unos cuantos kilómetros al sur de Egipto se encuentra el Templo de Hathor el cual es también conocido como El Templo de Nefertitis, lugar de eterno descanso de esta reina, esposa del faraón Ramsés II; dedicado a Hathor, la diosa del amor y la belleza y la esposa favorita del faraón Nefertitis como homenaje al gran amor que sentía hacia ella. Se encuentra situada al norte del templo de Ramsés II, es poseedora de un bello diseño egipcio que impresiona a sus visitantes. Con techos hermosamente decorados paredes talladas con figuras mitológicas. Al igual que el Templo de Ramsés II este lugar también fue llevado pieza por pieza a un lugar más alto y alejado para evitar que fueran arrastradas por  inundación por la construcción de la presa de Asuán  en el año 1964.

Templo de Hathor en Abu Simbel

@wikimedia

2. Templo de Amada

El Templo de Amada, es el templo más antiguo de Nubia construido por Thutmosi III en el siglo XV aC su interior no es muy grande tiene una sala hipóstila que la lleva a las capillas que están dedicada Amun-Re y Re-Harakhty, dioses del sol,  pesar de no ser tan grande como otros templos en sus paredes podemos encontrar relieves de escrituras con relatos de historias victoriosas  de esa época, que son uno de los mejores conservados ya que fueron cubiertos y el yeso que los revistió mantuvo las imágenes en muy buen estado de conservación, este templo al igual que otros también fue llevado pieza por pieza a un lugar más alto y alejado para evitar que desapareciera por las inundaciones del Lago Nasser al construirse la presa de Asuán.

Templo Amada

@wikimedia

1. Wadi es-Seboua

Wadi es-Seboua que significa Valle de los Leones es uno de los templos más grandes de Nubia, su acceso principal se encuentra flanqueado por una avenida de grandes esfinges tal como su nombre lo evoca, en el que se encuentran dos templos egipcios construidos en la XVIII Dinastía. Al interior podrás observar los relieves del faraón que se encuentran en el templo los cuales están muy bien conservados, dentro de este santuario puedes observar escenas de Ramsés II recibiendo la barca sagrada de Ra-Horajti. Rodeado de un arte Egipto en la representaciones que lo rodean.

Wadi es-Seboua

@media