Image Alt

Ciudad de Akenaton en Egipto

El Amarna o Ciudad de Akenaton en Egipto, fue la capital del reinado del faraón Akhenatón. Su fundador quien es reconocido como el rey monoteísta y por ello se le asocia como un personaje controvertido y herético. Cuando fue fundada esta ciudad era el centro de culto del dios Atón, era una deidad solar.

Y fueron unos cinco años los pasados desde que el faraón había ascendido al poder para que se iniciará la construcción de este lugar.

Amarna en Egipto (Tell el-Amarna)

Está en la actualidad a unos 590 kilómetros de El Cairo. Si bien es un viaje algo alejado, vale la pena visitar los monumentos que se mantienen en pie en el presente desde la época de Akhenatón.

El casco más antiguo de la urbe, que es conocido como la ciudad central, está atravesado por muchas calles. Siendo la parte más importante de estas, el Camino Real, que es el nombre moderno que se le otorgó a este pasó de orígenes faraónicos. Si tienes la oportunidad de analizarlo, te darás cuenta que el mismo conduce desde el extremo sur de la ciudad meridional hasta alcanzar a la Ciudad Central.

Mientras se le recorre podrán observarse al Palacio Oficial y al Edificio Estatal del Reino. Ya en su ruta final, el camino comienza a ensancharse y se convierte en un puente que se dirige hasta la fachada principal del Gran Templo.

Por su parte, el Gran Templo fue un sitio de culto dedicado a la deidad Atón como ya había mencionado, sin embargo, no fue el único. Puesto que se edificó por igual un pequeño Templo de Atón. Ambos templos poseen detalles típicos de templos solares que son fáciles de apreciar en otros templos de Akhenatón construidos por ejemplo en Karkank.

Si quieres disfrutar de tu viaje a Bali, te recomendamos estas guías de viaje

Akenaton y Nefertiti

Al hablar de la Ciudad de Akenaton es imposible dejar de mencionar el reinado del propio Akenaton y la influencia que ejerció sobre el mismo su Gran Esposa Real (Ta hemet nesu) Nefertiti. El mandato de Akenaton y Nefertiti correspondió al periodo denominado Imperio Nuevo de Egipto.

Akenaton es reconocido porque impulsó transformaciones radicales en la sociedad egipcia por completo. El más grande ellos fue el de introducir al dios Atón como la única deidad de culto del Estado oficialmente. Algo más controversial si se menciona que el culto a Amón era el predominante en esos momentos.

Sus acciones lo convirtieron en el primer reformador religioso del que se tiene registro en la historia. Pero sus transformaciones no se limitaron a reformas religiosas, sino a artísticas y políticas. Convirtiéndolo en uno de los faraones más interesantes para los historiadores.

Por su parte, a Nefertiti no solo se le atribuyo una gran belleza, sino grandes dotes como gobernante por lo que su papel como Gran Esposa Real alcanzó cotas nunca vistas. Algo que puede ser comprobado con el hallazgo de cartuchos reales con los nombres de Akenatón y Nefertiti, algo muy inusual en otros reinados. Incluso se cree que llegó a ser corregente con su marido.

Así Nefertiti acompañó al rey en todas las obras que inició fielmente. Es por ello, que se le incluye en inscripciones conmemorativas religiosas en torno al nuevo dios Atón y en otras ceremonias como son los casos de recepciones de embajadores extranjeros, funerales y hasta su imagen fue grabada en las estelas fundacionales de la ciudad de Akenaton.

¿Qué ver y visitar en Ciudad de Akenaton?

Como enclave de lo que fue una de las capitales de Egipto en la antigüedad, hay mucho por explorar en este sitio turístico. Este lugar podías localizarlo en la mitad de camino entre Tebas y Menfis, que eran las dos ciudades más influyentes del Antiguo Egipto.

Su diseño consistía en un trazado geométrico ortogonal (hipodámico), en donde fueron esculpidas 15 grandes estelas que servían para marcar los limites. En el interior, el faraón se encargó de mandar a esculpir grandes e imponentes edificios.

¿Qué hacer en Ciudad de Akenaton, Egipto?

Explorar los vestigios de esta antigua ciudad. Por ejemplo, al gran templo a Atón que estuvo caracterizado por ser una construcción al aire libre, sin techo, en la cual entraba con gran libertad la luz solar. Este templo consistía en dos secciones que eran las de «La casa de jubileo» y «El descubrimiento de Atón».

La primera sección tenía un pilono y su sala hipóstila unas 16 columnas, mientras que la segunda opción estaba compuesta por seis patios consecutivos en los cuales se situaban 365 mesas de ofrendas.

Por otra parte, también están los palacios reales construidos para Akenatón, la reina Nefertiti y las princesas reales. Por igual, edificios administrativos como es el caso del edificio de archivos que contenía las «Tablillas de el-Amarna» o «Cartas de Amarna».

Las viviendas de los nobles eran de planta rectangular, y al sur y norte de la ciudad se encontraban los hipogeos (tumbas excavadas en la roca).

Aquí tienes las 2 mejores opciones para practicar rafting en Bali

Turismo en Ciudad de Akenaton

Para comprender el turismo en Ciudad de Akenaton, es necesario indicar que desde su construcción generó una gran polémica por las reformas que el faraón impuso en la sociedad egipcia con respecto a la religión.

El cambio de culto central a Atón produjo una tensa relación entre los detractores de Ajenatón (entre ellos los sacerdotes de Amón) y sus seguidores. Esta tensión lo que provocó una vez murió el rey, fue que su nombre junto al del dios que tanto había alabado, Atón, fueran borrados de tumbas, esculturas y templos, tal cual hizo el propio faraón años anteriores con Amón.

Esta venganza provocó que la ciudad fuera sistemáticamente destruida. Y que sus ruinas fuesen empleadas para la construcción de otras edificaciones. Es así, como la ciudad fue abandonada apenas a unos 15 años de su fundación, específicamente en el tercer año de reinado de Tutankhaton.

Es por ello, que los turistas tienen este nivel de apreciación en esta ciudad. Siendo los restos apreciables posibles de detallar gracias a la intervención de restauradores. No obstante, es todavía un sitio que merece ser visitado por quien sienta pasión por su historia.

Tiempo y temperatura en Ciudad de Akenaton

El mismo es uno árido de desierto, por lo que no es de extrañar que las temperaturas sean muy altas, en especial en determinados meses de verano. Siendo los meses más frescos para visitarla los de invierno. Es así como los meses veraniegos corresponden a la temporada baja, y los meses de invierno corresponden a la temporada alta.

Sin importar la fecha en la que se visite, es importante ir bien protegido en contra del sol, ya sea con el empleo de sombreros o con la aplicación de protector solar. Además, se recomienda siempre beber abundante agua en el transcurso del recorrido para que se esté bien hidratado durante el recorrido.

Lo mejor es visitar esta ciudad muy temprano en la mañana, justo cuando el calor no es tan fuerte como en el mediodía. También es una buena idea para recorrer y conocer el sitio sin tantos turistas en el lugar.

Mejores destinos en Ciudad de Akhenatón

8. Tumba de Panehsy

Panehesy fue un importante sacerdote y canciller, entre otros títulos de honor que le fueron otorgados, Jefe de los servidores de Atón. Esta tumba originalmente de dos salas cada una de ellas con cuatro columnas y una capilla. Con el paso de los años esta tumba fue adoptada como iglesia, y debido a esta modificación se ha dañado su decoración original que contienes escenas representativas de la familia de Paneshy y en otras podemos apreciar escenas que muestran a la familia real, las paredes de la primera sala fueron recubiertas con un color gris y sus columnas fueron recortadas, al menos dos de ellas, ; la segunda sala es una poco más pequeña y tiene un cuarto de columnas aplanadas de forma triangular la cual se nota que nunca fue terminada. En el suelo de estas dos cámaras podemos encontrarnos con unas pequeñas escalinatas que conducen a las cámaras funerarias de esta tumba. Visitar estas ruinas puede ser una gran experiencia la cual no se debe dejar de experimentar.

7. Tumba de Ay

Esta inacabada tumba pertenecía a Ay un distinguido dignatario de Ajenatón, fue empezada cuando el aún tenía ese único título. Está ubicada al sur y podemos ver que en diversas localidades de esta esta tumba los títulos de importancia que poseía entre los cuales podemos mencionar el de Escriba del Rey, amigo del Rey y jefe de los arqueros, entre otros. Su entrada se encuentra excavada en roca y para tener acceso a ella debemos atravesar una pendiente que se encuentra a sus pies y al atravesarla podemos toparnos con su puerta de esta tumba la cual se encuentra muy deteriorada por lo que no se pueden ver bien los detalles tradicionales que posee. Al tener acceso a ella podemos observar la sala nunca pudo ser finalizada y esto lo podemos apreciar al detallar que el lado este está compuesta con 12 columnas mientras que el lado oeste solo tiene tres columnas y podemos apreciar igualmente que estas columnas están decoradas con relieves de Ay y su esposa Tyi.

6. Tumba de Ahmose

Ahmose, hijo de Ebana, participe de innumerables batallas contra los Nubios, en esta tumba podremos apreciar una biografía casi completa de Ahmose gran militar el cual llegó a ostentar grandes cargos. La Tumba de Ahmose se encuentra ubicada en El-keb y a pesar de no ser muy famosa entre los turistas es uno de los lugares con mayor importancia histórica. Su diseño es simple y tradicional, en ella no encontramos columnas y posee una sala algo menos amplia y más largas que cualquiera de las tumbas que podemos encontrar en la zona. Haciendo un pequeño resumen de lo que podemos encontrar durante el recorrido veremos corredores y salar amplias y un santuario que se encuentra en la parte posterior de la tumba cuya puerta de entrada tiene con un marco en los que contienen textos de oraciones que no se pueden apreciar nítidamente por los años que tiene.

5. Tumba de Mahu

Con 4.500 años de antigüedad esta tumba se encuentra abierta al público y permanece en un excepcional estado de conservación con bellos jeroglíficos que adornan y cuentan la historia de escenas diarias viciad en el antiguo Egipto, perteneciente a Mahum alto funcionario de la VI Dinastía. Es el lugar de descanso eterno del este visir de la corte real, y al no pertenecer este a la familia real es algo excepcional el hecho de que sea una estructura lujosa esta tumba. Al igual que el resto de tumbas la decoración de estas tumbas relatan los hechos del día a días de Mahu, en la fachada no se encuentra ningún tipo de información, hacia el pasillo central podemos ver muestras de la familia real con ofrendad a Atón, en su antecámara sus paredes nos cuentan sobre la vida cotidiana de Mahu, la cámara interna la encontramos inconclusa con signos de haber comenzado una excavación la cual pudiera haber sido una capilla y un túnel que lleva hasta una cámara funeraria que no tiene ningún tipo de decoración.

4. Tumba real de Akhenatón

Descubierta en enero de 1907, es una de las tumbas más misteriosas, ya que no se ha encontrado nada que haya podido identificarla, por lo que incluso no se sabe si es realmente una tumba, se encuentra en un barranco a unos 12 kilómetros de Wadi Darb Al Malek. Con varias cámaras funerarias su diseño y proporciones asemeja a las tumbas reales del Valle de los Reyes; estas cámaras muestran relieves de Akenatón dañadas, en la cámara mortuoria contenía el sarcófago, en esta tumba se cree no se encuentra Akhenatón aunque algunos miembros de su familia si, el verdadero paradero de la momia de Akhenatón es un misterio que hasta hoy día no ha sido descubierto. Custodiada por el dios Anubis se encuentras fragmentos del sello de la necrópolis en los restos de una puerta sellada que dan acceso a una habitación con restos de una capilla y un misterioso ataúd donde se encontraba una momia el cual no se conoce de quien fue. Muchos enigmas históricos rodean esta época de Amarna y hasta los momentos los trabajos arqueológicos que se realizan no han tenido éxito para descubrir estos misterios.

3. Palacio Norte

La ciudad de Amarna es el hogar de muchas ruinas y construcciones antiguas que tras sus muros ocurrieron eventos importantes para el desarrollo de la historia. Fue construido por el faraón Akhenatón y se cree que este palacio fue el refugio de la reina Nefertiti posterior a su declive pero realmente este fue hogar de la reina Kiya una esposa menor de Ajenatón. Posteriormente este palacio se convirtió en residencia de la hija de Akhenatón, la princesa Meritatón, y hasta existe la creencia que en este palacio fue criado el mismísimo Tutankamón. Este palacio ocupa unos 160 metros cuadrados, era rodeado por murallas gruesas y está decorado con hermosos murales pintados en sus paredes que mostraban la vida natural de los pantanos. Estos murales fueron hechos para complacer al rey que allí vivía y complacer su amor por la naturaleza.

2. El Templo de Maru Atón

En las cercanías de la antigua ciudad de Akjetaton, actualmente Te-El-Amarna encontramos el Templo de Maru Atón, templo solar que fue construido en honor a la reina del faraón Kiya, fue uno de los edificios con más importancia de esta región rodeado de historia conjugadas en dos edificaciones idénticas de muros fortificados en su interior se encontraban jardines rodeados de frondosos árboles y lagos sagrados y senderos con caminos empedrados, estos eran palacios sagrados que rendían culto al dios del sol. Este templo restos de un monumento en medio de la absoluta nada no dejan de ser un destino extremadamente interesante para reencontrarse con los vestigios de lo que fue una época lejana llena de mucha historia.

1. Ciudad de Akhenatón

Construida a mediados del siglo XIV actualmente Tel-El-Amarna se encuentra en medio de la absoluta nada y construida por Akhenatón, el faraón hereje. Una revolución religiosa que cambió de la noche a la mañana prácticamente los conceptos que durante generaciones se habían asentado con mucha fuerza en la cultura faraónica, el culto del dios Amón. El culto funerario sobre todo a Osiris desaparece y todo se centra en Atón, el dios del sol, en el pequeño templo en medio de la ciudad absolutamente arrasada por el paso del tiempo y por el paso de ciertas vicisitudes históricas. Este templo fue construido al aire libre no tenía techo porque el sol estaba por encima de todo, las ofrendas se dejaban sobre los pequeños altares distribuidos a lo largo y ancho de todos los patios todos mirando al cielo abierto, no había sacerdote prácticamente se rehuía la tradición del culto Amón. Realmente se desconoce cuáles fueron las verdaderas causas que llevaron a Akhenatón a abandonar la ciudad de Tebas y trasladar la capital y el culto religioso como sede principal a este lugar en lo que hoy es la zona del Te-El-Amarna. Después de 17 años de mandato de Akhenatón la ciudad no fue abandonada, se siguió utilizando durante generaciones. Hoy es uno de los lugares más fascinantes que se pueden visitar en Egipto.