Image Alt

St Catherine en Egipto

St Catherine en Egipto o Santa Catalina, es una ciudad que podrás encontrar entre las gigantes rocas de granito de la península de Sinaí del Sur. Esta joya está ubicada a las afueras de las montañas El Tur y al pie del Monte Sinaí. Siendo famosa por albergar al Monasterio de Santa Catalina, que es un Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Además no podemos dejar de mencionar las amplias vistas que tendrás de las montañas y del Mar Rojo. Debes darte la oportunidad de conocerla y que te puede ofrecer como tal.

St Catherine en Egipto

Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí

Ya de por sí esta zona es considerada como un patrimonio histórico y religioso por la acumulación de sitios de esta índole. Cerca está el Monte Horeb, o también conocido como Jebel, Gebel o hasta Musa, que fue donde según el antiguo testamento, Moisés recibió los Diez Mandamientos.

Sin embargo, la principal atracción de esta ciudad es sin lugar a dudas el Monasterio de Santa Catalina, que gracias al cual se inició con la construcción de la ciudad de hecho. Éste monasterio se construyó bajo las órdenes del emperador Justiniano entre 527 y 565.

Este Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO es un lugar sagrado para tres religiones que son las del cristianismo, el judaísmo y el Islam. Siendo de esta forma, uno de los asentamientos monásticos más antiguos del mundo y mejor conservados. Algo impresionante si se toma en cuenta que su creación se remonta al siglo VI.

Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí

¿Qué ver y visitar en St Catherine?

Este monasterio es de tanta importancia porque aguarda una antigua y valiosa biblioteca en la que resguarda segunda colección más extensa de códices y manuscritos del mundo. Para que tengas una mejor idea de la importancia de esto, solo la Biblioteca Vaticana es la que supera a esta biblioteca.

Es así como el Monasterio de Santa Catalina posee en su interior unos 3.500 volúmenes escritos en diversas lenguas como lo son griego, copto, árabe, armenio, hebreo, georgiano, siríaco y otras más.

Por igual, en este monasterio encontrarás obras de arte únicas como mosaicos, iconos rusos y griegos, así como ornamentos religiosos, pinturas encáusticas, cálices y relicarios.

Qué ver y visitar en St Catherine

Mejores Destinos en St Catherine, Egipto

8. Iglesia de la Transfiguración

Conocido como uno de los santuarios cristianos más antiguos de todo Egipto que aún se encuentran en uso, y en donde se cuenta que Moisés observó el arbusto de zarza ardiendo pero sin consumirse, del que emanaba la voz de Dios, en comunicación directa con dicho profeta en ese entonces. Acontecimiento bíblico que ha caracterizado en gran medida a este monasterio, creado durante el reinado bizantino en Egipto a partir del año 565 d.C y dotado no solo de una elegantísima mezquita construida en sus cercanías, sino también de un diseño y arquitectura únicas, en donde se puede observar al día de hoy, que en conjunto a estructuras como la ábside, la nave, las paredes, columnas y puertas de madera se encuentran adornadas con hermosas ilustraciones santas en lo más alto de su base, además de una decoración perfectamente tallada que convierte a la basílica en general en el refugio sagrado del cuerpo de la mártir cristiana Santa Catalina de Alejandría, además de otras reliquias de gran antigüedad que son de gran importancia para la religión islámica, judía y cristiana, hasta tal punto de ser considerada hasta el día de hoy y  desde el año 2002 como un emblemático Patrimonio de la Humanidad.

Iglesia de la Transfiguración

@istockphoto

7. Monte Santa Catalina

Situada en la ciudad que lleva el mismo nombre, esta gran sierra es denominada como una de las más grandes de toda la región de Sinaí y de la nación egipcia, al ser la poseedora de unos 2642 metros de altura, desde donde se puede acceder a esta ya sea desde la ruta Bashait o del camino Deir el-Arbain en donde se puede llegar a la cima de la Gebel Katerin caminando o en recorrido a camello hasta llegar a la famosa capilla del monasterio. En donde muchos turistas han podido detallar las misteriosas huellas marcadas por los restos de la insigne cristiana Santa Catalina después de su trágica muerte. Además de poder deleitarse con los magistrales avistamientos de otras interesantes áreas de turismo y curiosidad, que se establecen cerca o entre esta gran inmediación natural, y que van desde abruptas cadenas montañas hacia el lado sureste del golfo de Eilat, o de la monumental obra escultural de miles de metros de altura localizada en el área suroeste de mencionada región llamada Gebel Umm Shomar en el borde contrario, y otros más destinos turísticos espectacularmente peculiares que esperan por ti en esta respetada ciudad de St Catalina.

6. La Zarza Ardiente

Es interesante descubrir al día de hoy que de la famosa Zarza Ardiente citada en el libro de Éxodos capítulo 3, versículos 2 a 4, se encuentra dicha especie de Rubus Sanctus aún resguardada entre enormes muros de granito con el fin de evitar el contacto directo de los tantos monjes y peregrinos que tenían la intención de tomar parte del arbusto para guardarlos como recordatorio de su visita a este santo lugar; ubicado justo en todo el medio del Monasterio de Santa Catalina y a poca distancia de la estilizada capilla, este lugar se ha convertido en uno de los espacios más visitados y de gran importancia espiritual para los tantos creyentes religiosos y turistas curiosos que vienen a contemplar en persona cómo esta preciada estructura de gran antigüedad se ha mantenido en tan buen estado al pasar de los años y de representar un icono crucial esencial en el cristianismo, por lo que no deja de ser tan venerada en la actualidad

La Zarza Ardiente

@admirarlatierrasanta.blogspot

5. La Capilla de Santa Catalina

Esta delicada y muy bien conservada porción santuaria de dicha iglesia, localizada en todo el interior de su fortificación, edificada por órdenes directas de la famosa Elena Lecapena, emperatriz bizantina del siglo X de Constantinopla, en donde se puede denotar que en el piso de dicha estructura se dispone un modesto frontal platinado que marca la zona específica en la que el hebreo y líder cristiano Moisés se comunicó con Dios con el fin de poner fin a la tiranía de los faraones egipcios sobre el pueblo israelí, y desde donde puede ser observada esta preciosa construcción desde lo más alto del monte Catherine, de donde se dice que fue elevado por ángeles el cuerpo de dicha mártir cristiana, para luego ser encontrado siglos después en este mismo lugar, y ser supulcrada dentro del monasterio que lleva su mismo nombre, en una elegante urna de oro macizo, del cual nadie ha podido ver hasta ahora, pues los monjes del sitio resguardan los restos de la misma con la intención de que se siga manteniendo en un estado incorruptible desde hace tiempo atrás y aún hasta la actualidad.

La Capilla de Santa Catalina

@istockphoto

4. El Monte Sinaí

Llamado antiguamente como Monte Horeb o Jebel Musa, es considerada la segunda más grande de Egipto luego de la montaña Gebel Katherina, al poseer aproximadamente unos 2.285 metros de altitud, y ser considerado por muchos peregrinos y toda la comunidad cristiana como el sagrado espacio en donde Dios le otorgó luego de 40 días y 40 noches los diez mandamientos de Yahveh al profeta Moisés. Por lo tanto no es de extrañar que la montaña sea de gran significado para los fieles creyentes cristianos, musulmanes y judíos durante largo tiempo y aún hasta la fecha. Motivo por el cual muchos se aventuran a la ardua tarea de recorrerla en su totalidad, ya sea desde una senda rocosa que da hacia la cúspide de dicho cerro, o por medio de la popular escalinata de la penitencia, la cual consta de más de 25000 peldaños, que llevan directamente a la meseta o cuenca de Elías, mientras que esta a su vez se acerca por 50 pasos a la capilla y monte del santuario de Santa Catalina, al borde sur de la extenso territorio del Sinaí.

3. Jardines del monasterio

Quizás no todos conozcan el singular jardín botánico creado en la parte exterior fortificada de la basílica en conmemoración a la mártir Santa Catalina, localizada en el extremo noroeste de la misma, en donde sorprende encontrar además de su exquisita diversidad vegetal dispuesta en una gran solana y constituida principalmente de numerosas plantas que producen hermosas ofrendas florales y frutales, un sepulcro exclusivo de los monjes que prestaban sus servicios en el lugar, en donde fue erigido también dos molinos y una humilde capilla denominada San Trifón, alusivo al santo anárgiro San Alejandro «el carbonero”, el cual debido a su admirable y pura devoción cristina se desempeñó como fiel obispo y luego pereció como mártir en siglo III, siendo venerado desde entonces por todos los peregrinos que también ocupaban cargos similares.

Jardines del monasterio

@istockphoto

 2. Wadi el-Leja

También designado como Wadi Muka’das, es definitivamente una cuenca de culto santo alojado en las proximidades del Monte Sinaí y de otras zonas de gran atractivo religioso y antiguo, como la gran piedra de Hagar Musa de la cual se le conoce como un lugar de acción milagrosa de donde se emanó agua pura y cristalina debido a la interacción directa de las principales figuras cristianas conocidas en todo Israel, llamado Moisés, guiado por Dios. Además de que también se han encontrado lo que serían hoy vestigios del templo religioso de los Cuarenta Mártires, e inclusive uno de los aposentos de los dos santos médicos y mártires Damian y Cosman, los cuales también sufrieron martirio por su virtuosa fe cristiana y murieron posteriormente mientras transcurrían los primeros inicios del IV respectivamente a causa de la misma.

Wadi el-Leja

@sinaitrekkingandsafari

1. Mezquita Fatimí

Es preciso destacar que  el muy bien valorado Monasterio Primitivo de la Transfiguración cuenta también en la zona baja del monte de Moisés o Sinaí, y desde su costado suroeste, con una exuberante mezquita construida durante el reinado del Imperio fatimí en Egipto a partir del siglo IX y XII, en el que esta se prestó hasta el siglo siguiente para honrar acontecimientos importantes de la cultura chiita islámica establecida en dicha época, y renovada años después del siglo XX, cuando la región se encontraba al mando del imponente Imperio osmanlí. Conformada entre sus instalaciones con la típica arquitectura de este tipo de recintos sagrados e islámicos., con su perfectamente decorada alquibla preparada para realizar rituales de oración, además de su mihrab y un miranete perfectamente decorado, que en conjunto de su base cuadrada, su pequeño patio, puerta y estructuras columnares a pesar de no haberse usado según el plan original, se mantiene hasta el sol de hoy en un buen estado como una de las principales porciones a visitar mientras se recorre toda la gran inmediación de la Iglesia de Santa Catalina en la mencionada localidad que lleva el mismo nombre del recinto.

Mezquita Fatimí

@Getty Images

➨ Los secretos de Santa Catalina

Es común entender que luego de visitar a este sagrado recinto que alberga una interesante historia de hechos religiosos bastante misteriosos e impresionantes para esta época antigua y aún para el mundo moderno del día de hoy: como es el caso del descubrimiento del cuerpo intacto de la mártir de la cual este monasterio lleva su nombre, o de la aparición de la famosa zarza ardiente en la cual Dios se presentó ante Moisés para hablar con él sobre las injusticias acometidas del faraón sobre su pueblo de Israel,  y desde donde a  pocos pasos del mismo este último personaje conoció a quien sería más adelante su futura esposa.

Sin contar con el hecho de otros factores medievales que lograron un decisivo papel representativo tanto por el  cristianismo, judaísmo, y el islam, los cuales fueron los responsables de marcar el lugar profundamente  durante sucesivos siglos venideros, hasta dejar  obras perfectamente conservadas de lo que fue ese exquisito diseño y arquitectura de su opulente mezquita o de la pequeña  capilla construida por orden de la madre del mismísimo Justiciano I. Además de su magistral biblioteca con la que solo es posible comparar con la poderosa y reconocida Biblioteca del Vaticano, en donde aunque la primera posea un enorme colección de registros, enseñanzas y escritos de gran antigüedad y de calculable valor lingüístico, e histórico.

Te recomiendo estas 3 Actividades inolvidables


Codex Sinaiticus en el Monasterio de St Catalina, Egipto

No llega a superar a esta última antes mencionada, pero si permite indagar a profundidad por parte de los historiadores y algunos otros investigadores de esta temática en general, como fue ese proceso de convivencia e intercambio cultural-monoteísta de los primeros coptos y fieles peregrinos provenientes de diferentes regiones a nivel mundial que se asentaron en esta zona, y compartieron sus creencias y estilo de vida de una forma milenaria y pacifista tal, que han quedado grabados en incontables papiros escritos en idioma etíope, armenio, griego, hebreo, siríaco, cristiano primitivo, árabe, y más.

En donde llama poderosamente la atención, el hecho de descubrir antiquísimas piezas usadas en importantes reuniones santas durante los primeros años de construcción de este respetado santuario que van desde textiles, emblemas u otros materiales litúrgicos. Sin contar con los innumerables palimpsestos reusados antes o durante el siglo VII, sobre el cual se escribió el mítico Codex Sinaiticus , conocido hace cientos de años atrás por ser una importante copia del Antiguo y Nuevo Testamento  griego, que data del  siglo IV a.D; así como de varias recomendaciones médicas alusivas al famoso medico Hipócrates, y demás fragmentos reales árabes e islámicos correspondientes al primer periodo de reinado de esta poderosa y tradicional dinastía, que en conjunto a todo el restante de reliquias, códices y demás hallazgos medievales.

Los cuales no dejan de ser considerados como una de las mayores curiosidades y misterios de gran relevancia monástica a nivel nacional e internacional, que tanto atraen a toda clase de turistas extranjeros y amantes de la historia clásica ortodoxa, que desean conocer en persona todo lo que el fondo de esta tan venerada Biblioteca de la Transfiguración tiene para ofrecer luego de ese enriquecedor viaje realizado desde la imponente península del Sinaí hacia la pequeña ciudad de St Catalina en Egipto.

Mosaico de la Transfiguración de Jesús en el monasterio de St Catalina

¿Qué hacer en St Catherine, Egipto?

St Catherine es en realidad uno de los municipios más nuevos de todo el país, por lo que en sus límites encontrarás una gran variedad de hoteles, centros telefónicos, bancos, escuelas, un hospital y brigada de policía y bomberos.

Pero esa modernidad, es contrastada con el asentamiento más antiguo del municipio que es el de Wadi El Sybaiya, ubicado al este del monasterio de la ciudad. En éste sitio donde se alojaron los soldados romanos, cuyos descendientes son Jebeliya. El lugar comenzó a ser un comercio turístico después de que se completará el camino asfaltado en la década de 1980.

Es así como comenzó a extenderse esta ciudad, algo en lo que contribuyo mucho los beduinos nómadas se mudaron a pequeños asentamientos alrededor del mítico monasterio.

Wadi El Sybaiya,

Turismo en St Catherine

Si visitas a esta ciudad, uno de los aspectos que más llamará tu atención corresponde a la importante mezcla de nacionalidades que cohabitan en este sitio: griegos, rusos, egipcios, los beduinos Jebeliya, etc.

Por lo que el turista podrás sentirse como bien recibido en su exploración del famoso monasterio. Recuerda siempre seguir con las indicaciones de tu guía, y tener algo de conocimiento previo sobre qué es lo que encontrarás en estos límites tan particulares de Egipto.

También deberías recordar que visitar St Catherine no será el típico viaje a un destino caluroso de Egipto, por lo que deberías tomar precauciones con respecto a esté y verificando en cual estación se encuentra al momento de realizar el viaje como tal.

➨Tiempo y temperatura en St Catherine

El clima en St Catherine es desértico frío, debido a que esta ciudad se encuentra justo en el corazón de la región de Sinaí del Sur, por lo que en esta localidad reina en su temperatura promedio más alta registrada durante el mes de julio unos 28 °C, mientras que en el mes de enero puede llegar a disminuir hasta unos 15.9 °C aproximadamente. Características que convierten a Santa Catalina en una de las zonas  más llamativas de todo Egipto, puesto que esta posee las noches más frías de cualquier ciudad de la nación.

La cual debido al hecho de poseer entre 6-8 mm  de pocas precipitaciones de lluvia en general y una altitud considerable de unos 1,600 metros, se le es atribuido dicho tiempo medio en todo el año. Algo que provoca un clima agradable, en especial en sus noches de verano, que resultan ser muy refrescantes, al igual que en sus días de invierno se les considera sumamente frescos si se comparan con la contraparte de región restante. De modo que al visitar a este municipio en cualquier oportunidad que se pueda, se debe tener en cuenta que durante las horas nocturnas de esta ultima estación, pueden tornarse muy friolentas, por lo que es necesario calentar las estancias en las que se encuentre alojado en el momento.

Tiempo y temperatura en St Catherine